La climatización y el ahorro de energía son aspectos fundamentales a la hora de proyectar un nuevo edificio, sin embargo, hasta ahora se solían dejar de lado en favor quizás de otras consideraciones que se creían más importantes. Muchos edificios tienen actualmente graves deficiencias de control climático y los acristalamientos son el punto más débil, ya que junto con la entrada de luz permiten una excesiva entrada de calor al interior del edificio.

En muchas ocasiones no se puede afrontar el cambio de los vidrios del edificio o simplemente no tiene la intención de cambiarlos por otros motivos, pero aún así quiere eliminar el calor entrante y el reflejo intenso que provocan los rayos de luz. Con la elección de una película / lámina de control solar inteligente de nuestro amplio catálogo conseguirá regular la cantidad de luz y energía solar que llegan al interior sin cambiar los cristales.

 

undefined


Los rayos ultravioleta (UV) pueden causar daño a los interiores de un edificio: muebles, cortinas, libros, etc... así como a la piel humana de los trabajadores. Las películas de control solar forman una barrera protectora que bloquea de forma eficiente hasta un 99% de los rayos U.V., lo que mantiene los interiores de su hogar u oficina como nuevos por mas tiempo y le protege a usted y a sus trabajadores de la exposición a estos rayos tan nocivos para la salud.

 

Láminas de control solar para ventanas

undefinedA través de nuestro material totalmente transparente, es posible crear un filtro solar que refleja casi totalmente las radiaciones infrarrojas y las devuelve al exterior antes de que sean absorbidas por los materiales del edificio y se conviertan en calor. La utilización de este tipo de láminas protectoras, disminuye el efecto invernadero de las superficies acristaladas de los edificios y reduce el calor interior. Se trata de una tecnología totalmente nueva, que aplicada a la arquitectura, posibilita un diseño de fachada libre y más sostenible.

Nuestras láminas de protección solar y ahorro energético, únicamente permiten el paso de menos del veinte por ciento de la energía solar causante del calor y sólo un 1% de la radiación U.V, es decir, reducen casi en su totalidad la ganancia de calor a través de los acristalamientos. Si tenemos en cuenta que el aire acondicionado frío consume aproximadamente seis veces más energía que la calefacción, el ahorro energético gracias a nuestras láminas de control solar será increíble